EMOCIONES PRIMARIAS Y SECUNDARIAS.

Emociones Primarias:

Son aquellas emociones primeras que el niño siente y son: cólera, la alegría, el miedo y la tristeza.

Cólera: expresa enojo, mal genio, ira, violencia, etc.

Alegría: expresa disfrute, deleite, diversión, etc.

Miedo: expresa desconfianza, terror, preocupación, etc.

Las emociones primarias tienen indicios físicos, mayormente de las expresiones faciales.

En las emociones primarias existe un temperamento, es decir, la intensidad individual con la que se reacciona a las emociones. Este temperamento, junto con el rendimiento cognitivo conduce el aprendizaje desde los dos meses.

Emociones Secundarias:

Gracias al surgimiento de estas emociones empieza a definirse la identidad personal de cada niño. Normalmente las emociones secundarias están relacionadas con los logros que el niño va alcanzando.

Son unas emociones culturales, es decir, aparecen según la sociedad en la que se viva, depende de la cultura.

Las emociones secundarias son: amor, sorpresa, vergüenza y aversión.

Amor: expresa aceptación, adoración, gentileza, etc.

Vergüenza: expresa pena, culpa, etc.

Sorpresa: expresa asombro, maravilla, etc.

Aversión: expresa repulso, asco, desprecio, etc.

Las emociones secundarias son provocadas por normas socioconvencionales y por normas morales.

Las normas socioconvencionales no afectan a los demás mientras que las morales sí.

En este enlace se puede encontrar información interesante respecto al tema: http://serexistencialdelalma.ning.com/profiles/blogs/emociones-primarias-y

Todas las emociones habladas anteriormente pueden ser desarrolladas desde la escuela con actividades de manera que el niño sea consciente de lo importante que son. Y eso es lo que se muestra en este video, un experimento con fotos y mucha comunicación por parte de la maestra, en los que el niño aprende infinidad de cosas y emociones.



7725.Niño-rabieta.jpg